12 octubre 2005

El Grillo


Recientemente, físicos de la Universidad de Twente en Holanda, comunicaron que lograron hacer una réplica de las terminaciones capilares de los grillos, consideradas los detectores de ruido más sensibles de la naturaleza. Los vellos son capaces de detectar las más pequeñas fluctuaciones en las corrientes de aire causadas por el aleteo de una avispa o el ataque de una araña, por ejemplo.

Según la revista “Journal of Micromechanics and Microengineering” la finalidad es desarrollar sensores diminutos capaces de ayudar en la lucha contra la sordera o visualizar el flujo de aire en superficies, como el fuselaje de un avión (Agencias EFE Washington).

Los grillos también “escuchan” a través de un tímpano que tienen ubicado en la “rodilla” de la pata delantera derecha. Es la forma en que recepcionan los conocidos cantos que emiten en la noche.

El grillo macho es quien canta de una forma especial para llamar a la hembra (frotando una fila de dientes en la superficie inferior de sus alas), pero el canto varía según la situación. También tiene “canciones” de cortejo que solo ejecuta cuando ambos han hecho contacto con sus antenas, o cantos de aviso en situaciones de alarma. Cuando un macho combate con otro tiene un canto agresivo que avisa a los otros para que mantengan la distancia.

En China y Japón es un animal doméstico. Antiguamente era un hobby elegante mantener cautivos a los grillos en hermosas jaulas de oro, madera o bambú para poder disfrutar de sus cantos en los Palacios o en el seno del hogar (puede verse una gran variedad de cajas en algunos museos chinos). Hoy día pueden encontrarse en el mercado de Shangai distintos tipos de potes para albergarlos.

Los chinos admiran el canto de diferentes especies, principalmente las llamadas Suzumushi, Matsumushi , y Enma-koorogi .
Desde hace más de 2000 años existen referencias de poetas, músicos y monjes budistas que mantienen grillos cautivos como mascotas cantantes.

Pero el dato más interesante es el que insinúa en sus manifiestos el señor Samael Aun Weor, quien iniciara en Méjico la corriente de estudios filosóficos llamada Gnosis.

A continuación transcribo fragmentos en los cuales hace referencia al sonido del grillo como auspiciante de otros estados de conciencia:

“Existe un místico sonido que el yogui debe aprender a escuchar. Los Aztecas conocieron ese místico sonido. Recordemos el cerro de Chapultepec. Un Códice mexicano representa sobre el cerro a un grillo. En la Roma Antigua de los Césares el grillo era vendido entre jaulas de oro a precios elevadísimos. Los magos de la antigua Roma compraban ese animalito para emplearlo en la Magia Práctica.

Si tenemos ese animalito cerca, a la cabecera de la cama, y si meditamos en su canto delicioso, entonces escucharemos la sutil voz en instantes de estar dormitando. Este fenómeno es semejante al de dos pianos igualmente afinados. Sí tocamos por ejemplo, la nota SI de cualquiera de los dos pianos, en el otro piano se repite la misma nota sin que mano humana la toque. Este es un fenómeno vibratorio muy interesante que cualquiera puede comprobar. Cosa exacta sucede con el canto misterioso del grillo. Dentro del cerebro humano existe el místico sonido que resuena cuando el animalito canta. Es cuestión de afinidad y vibración.”

“Dentro del cerebro humano, en el interior de sus celdillas, resuena incesantemente la "sutil voz". Es un sonido sibilante agudo, es el "canto del grillo", la Voz del Brahama. Tiene diez tonalidades que el Teúrgo debe aprender a escuchar. La mente del estudiante debe absorberse en ese sonido como abeja en el néctar de las flores.

Aquel que desee escuchar el sonido Anahat debe vaciar su mente, tener la mente "quieta", no "aquietada"; repetimos, quieta". El que intente y se proponga escuchar ese místico sonido, que mantenga la mente en silencio, no silenciada, repetimos, en silencio.

Distíngase entre una mente que está quieta porque ha comprendido que es inútil pensar; y una mente aquietada artificialmente. Diferénciese, entre una mente que está en silencio natural, espontáneamente, y una mente que está silenciada a la fuerza, violentamente.

Cuando la mente está quieta, en profundo silencio, el estudiante si puede escuchar inevitablemente el sonido del grillo, un sonido sutil agudo, penetrante. Aún más si el alma se absorbe dentro de este místico sonido se abren para el estudiante las puertas del misterio, pues en esos instantes, levántese del lecho…”

“Aquel que sabe escuchar la sutil voz, puede salir instantáneamente en cuerpo astral cada vez que quiera. Si el devoto se concentra en el canto del grillo..., si el yogui medita en el canto del grillo..., si el yogui se adormece escuchando ese canto, pronto resonará dentro de su cerebro el mismo canto, el místico sonido, la sutil voz. Entonces las puertas del misterio están abiertas. En esos instantes puede el Gnóstico levantarse de su lecho con toda naturalidad”

3 comentarios:

Anónimo dijo...

El grillo,¿cuantas veces canta por minuto cuando la temperatura es de 35ºC o de 20ºC?

porfavor responded a: ju_maar@hotmail.com

¡Gracias!

- FeSaCo - dijo...

Justo estaba leyendo el libro amarillo y pues no tengo grillos aqui entonces espero encontrar uno en internet para ponerlo en mi ipod.. .hasta que sea verano para encontrar uno de verdad...

Gran tema no!??

Saludos!

cuantoteamo.blogspot.com dijo...

Donde puedo contactarme para comercializar grillos. He visto peleas de grillo en China, pero parecen autos al lago de los camiones que existen donde vivo. Por presencia los mios ganan. Ayuda